Qué se necesita para hacer una instalación eléctrica

Si estás por realizar una instalación eléctrica, querrás que sea segura y bien hecha. Deberás saber qué se necesita para hacer una instalación eléctrica.

La finalidad de una instalación eléctrica es que la corriente circule de modo adecuado por toda la casa o local, de manera que puedan conectarse y utilizarse todos los artefactos eléctricos que sean necesarios para tener una habitabilidad funcional y confortable.

Qué se necesita para hacer una instalación eléctrica: componentes básicos

Los componentes elementales de todo circuito eléctrico son:

Fuente de energía: es el origen de la corriente eléctrica que ingresará al circuito. Puede ser la red eléctrica, un generador, un panel solar, una batería o hasta una pila.

Conductores: como su nombre lo indica, son los que conducen, transportan, la corriente a lo largo de toda la instalación. Se trata de los cables.

Carga: equipos y/o aparatos que se habrán de conectar al circuito para que funcionen.

Interruptores y tomacorrientes: los tomacorrientes sirven para conectar las cargas, mientras que los interruptores interrumpen o habilitan el paso de energía.

Qué características debe reunir una instalación eléctrica

Segura: una instalación eléctrica debe partir de un buen diseño, que habrá de ejecutar preferentemente un electricista profesional matriculado. A su vez, no pueden usarse materiales de segunda, de dudoso origen porque lo que está en juego es la vida de las personas y la integridad de un edificio con todos sus artefactos. Por ende los materiales deben ser de buena calidad.

Flexible: partir de un buen diseño para la instalación tiene que ver con prever necesidades futuras y dejar cierto margen para ampliarla o modificarla.

Estética: si bien es un detalle superficial, una instalación eléctrica debe ser realizada de manera prolija, de manera que no desentone con la decoración de la casa o local.

Recomendaciones para antes de comenzar

Antes de ponernos a trabajar en la instalación eléctrica, debemos:

Cortar la luz desde el interruptor general.

Conocer y respetar las reglamentaciones vigentes en materia de seguridad eléctrica.

Utilizar las herramientas adecuadas.

Qué se necesita para hacer una instalación eléctrica. Joven pareja sosteniendo entre los dos una lámpara, en medio de cajas de cartón.

Tipos de instalación eléctrica

Qué tipo de instalación realizaremos es la primera decisión que deberemos tomar.

Instalación semivisible: es la que, ya terminada, puede verse a simple vista porque los cables van por la superficie de la pared, generalmente por dentro de tubos de 20 mm normalizados antillamas. La ventaja de este tipo de instalación es la practicidad que tiene para realizar reparaciones o modificaciones.

Instalación empotrada: el cableado no se ve porque va por dentro de las paredes o techos. La terminación es mucho más estética que la semivisible, pero se complica un poco a la hora de las modificaciones.

Qué se necesita para hacer una instalación eléctrica: herramientas

Alicates y pinzas: de toda la variedad que hay de ellos, los más utilizados son el alicate universal, el alicate de punta y el alicate de corte. Lo fundamental en todos ellos es que tengan mangos aislados.

Cuter para electricista: la diferencia con una trincheta común es precisamente, que cuenta con mango aislante.

Destornilladores de electricista: los más utilizados son los de punta plana y los de punta estrella o Phillips. Es importante que estén siempre limpios y sobre todo, secos. Las puntas deben estar en buenas condiciones.

Pasacables: los hay de diferentes largos y sirven para hacer el cableado en instalaciones empotradas.

Martillo: como toda herramienta de electricista, debe tener mango aislante. Eso incluye la posibilidad del mango de madera.

Pinza amperimétrica: sirve para medir el voltaje de corriente alterna, el amperaje, ohmio y frecuencia. Posee un display donde va mostrando los valores medidos.

Interruptor termomagnético: sirve para proteger a toda la instalación de sobrecargas y cortos. Podés ampliar en el tema aquí, aquí, aquí y aquí.

Tomacorrientes, interruptores y portalámparas: son las tres posibilidades en las que puede terminar un cableado. Antes de empezar, deberemos saber cuántos de cada uno vamos a necesitar para comprar suficientes.

Caja para empotrados: son los receptáculos que van dentro de la pared, donde se insertarán tomacorrientes e interruptores. Previendo ampliaciones futuras, podemos instalar cajas de más que dejaremos vacías y tapadas con tapas ciegas.

Tubos, curvas y abrazaderas: constituyen la estructura por donde pasaremos los cables.

Cables.

Deja tu valoración y comentario sobre estas ideas:

*