¿Qué características debe tener un carpintero?

¿Estás pensando en dedicarte a la carpintería? A continuación trazaremos un perfil profesional con qué características debe tener un carpintero.

¿Qué características debe tener un carpintero?

Un carpintero tiene por tarea la construcción de estructuras y de accesorios. No solo fabrica muebles como camas, mesas, sillas, mecedoras, placares o aparadores. También se ocupa de tareas como la fabricación e instalación de puertas, ventanas, techos y paredes de madera (tipo machimbre), etc.

Para realizar su labor, el carpintero se vale de herramientas de diversos tipos. En algunos casos eléctricas (especialmente para cortar), en otros manuales. Martillos, cepillos de carpintero, destornilladores, cintas métricas y sierras son ejemplos de algunas. Con ellas corta en primera instancia la madera, le va dando forma y finalmente ensambla una pieza con otra.

Además, el profesional de la carpintería debe saber leer planos, realizar cierto tipo de cálculos y por último pero no menos importante, saber elegir los mejores materiales.

Hay varias clases de carpintero según su especialización, pero fundamentalmente hay dos grandes categorías:

– Carpintero de taller. Como bien su nombre lo indica, trabaja en su taller, fabricando marcos, tirantes para techo, puertas, postigones.

– Carpintero de obra. Es el que “va a domicilio”. Generalmente son obras en construcción. Se lo requiere para que coloque vigas de madera, puertas y otras estructuras. Pero también puede solicitarse su servicio para que repare algún mobiliario empotrado. O en casos difícil de desmontar, como una alacena o bajomesada.

En muchas ocasiones sus tareas conllevan cierto riesgo. Por lo cual, en resguardo de su salud e integridad física, debe usar ropa especial de trabajo, con protección.

 

¿Qué características debe tener un carpintero?

El perfil del carpintero, idealmente debe incluir:

– Consciencia sobre la importancia de la seguridad laboral. No subestimar el trabajo con elementos cortantes o contundentes.

– Habilidades manuales. Es un oficio manual, por lo cual esto es fundamental.

En lo posible, no sufrir de vértigo en las alturas. Especialmente si se trata de un carpintero de obra, son frecuentes las circunstancias de trabajo sobre escaleras o andamios. A cierta altura. Si bien es normal tener algo de miedo, es impensable el oficio si no se lo puede controlar.

– Estar en forma. Lógicamente no nos referimos a cuerpos esculturales. Pero sí que tenga la agilidad y fuerza suficiente como para levantar peso, entre otras tareas.

– Facilidad para los números. Llevarse bien con la matemática y la geometría será sumamente necesario para poder realizar mediciones y trabajar con ángulos.

– Detallismo y prolijidad. No es menor que el carpintero tenga buen gusto. Debe trabajar de forma prolija para que así lo refleje su producto final.

– Movilidad. Frecuentemente el carpintero deberá trasladarse con muebles, vigas, pedazos de madera grandes y pesados. Lo más práctico y rentable es que tenga algún vehículo utilitario propio en el cual moverse. Obviamente, deberá contar con su carnet de conducir vigente.

– Salud. No cualquier condición física o enfermedad resulta impedimento para la práctica de la carpintería. No obstante, no es una profesión recomendable para personas con alergias, enfermedades cutáneas o respiratorias.

Otras cualidades

– Capacidad de organizar sus tiempos de trabajo dentro de una rutina.

– Perfil de trabajo en equipo.

– Capacidad para desenvolverse aún en entornos desordenados.

– Condiciones para seguir instrucciones.

– Conocimiento sobre el manejo de herramientas.

– Limpieza y prolijidad.

– Precisión.

– Conocimiento sobre los distintos tipos de madera y sus características.

– Como condición ideal también podría incluirse el tener estudios o cursos del oficio. Pero de ninguna manera esto resulta excluyente ya que no se trata de una profesión de tipo académica o que requiera título habilitante. Los conocimientos pueden adquirirse de manera informal.

Si sos carpintero, podés registrarte en Easy Casa y empezar a recibir ofertas laborales.

Si en cambio necesitás de un carpintero, solicitá tu presupuesto ahora de manera gratuita.

Deja tu valoración y comentario sobre estas ideas:

*