¿Plomero líquido o soda cáustica?

Se tapó el inodoro, la pileta de la cocina o algún desagüe. ¿Cómo lo solucionamos? ¿Con plomero líquido o soda cáustica?

Si bien “Plomero líquido” es un nombre comercial o marca, suele usarse la expresión de manera genérica para todos los destapacañerías envasados. Podemos encontrarlos mayormente en los supermercados, en la góndola de limpieza. Generalmente son a base de lejía, que no es más que la forma líquida de la soda cáustica.

Como alternativa al “plomero líquido”, suele contraponerse la soda cáustica (en estado sólido), más comúnmente comercializada suelta, en las ferreterías.

¿Plomero líquido o soda cáustica?

Poder destapador

Ambos tienen propiedades similares.

El plomero líquido se aplica echando cierta medida en la cañería tapada, se deja actuar un tiempo, se vierte agua hirviendo y problema resuelto. La soda cáustica sigue idénticos pasos, con la única diferencia que primero hay que disolverla en agua.

Los efectos también son muy parecidos: ambos actúan disolviendo la materia orgánica que esté obstruyendo el desagüe. Nos referimos a grasa de la cocina, pelos, materia fecal, papel higiénico, restos de jabón y grasitud corporal o cualquier otro resto que se haya atascado y acumulado en un caño. Ninguno de ellos sirve para disolver una obstrucción inorgánica, como por ejemplo un juguete plástico que un niño haya tirado por el inodoro.

Toxicidad y seguridad

Respecto a la toxicidad, también ambos son altamente tóxicos. El mayor daño (grave e irreversible) se da cuando son ingeridos. Esto es muy común en niños pequeños que se llevan todo a la boca. También cuando se guarda la soda cáustica disuelta o el plomero líquido en envases que no son los propios, como por ejemplo una botella de gaseosa. La confusión por el intercambio de envase puede resultar fatal.

En este sentido, la característica más peligrosa de la lejía es que es inolora e insípida. Por lo general, los ácidos o solventes tienen olores muy fuertes que disuaden a las personas de beberlos. Como esto no pasa con la lejía, puede fácilmente confundirse con agua o algún otro líquido bebible.

Pero la toxicidad de los destapacañerías en sus distintas formas no termina aquí. También pueden ocasionar daños con el contacto con la piel, los ojos o por la inhalación. En estos casos las consecuencias serán menores que la ingesta, pero no dejan de ser graves. En otras palabras, no son sustancias para tomar a la ligera.

Ahora bien, el genéricamente llamado “plomero líquido” cuenta con una ventaja por sobre la soda cáustica en lo que respecta a seguridad. Por lo general, los destapacañerías envasados, tienen etiquetas claras y una tapa “anti-niños”. Esto significa que el mecanismo de apertura fue diseñado para ser abierto solo por adultos. Además, el producto líquido ya envasado en algunos casos tiene una consistencia espesa que evita salpicaduras, a contrario del agua que disuelve la soda cáustica.

Esas características son las que posicionan al plomero líquido por encima de la soda cáustica. Si bien no hacen a la efectividad, cuando se vive en un hogar con niños, la diferencia importa.

¿Plomero líquido o soda cáustica?

¿Y si probamos alternativas mecánicas?

 

Por ansiedad o por comodidad, solemos recurrir en primera instancia a las soluciones químicas (como el plomero líquido o la soda cáustica). Sin embargo, no pocas veces sería suficiente con intentar soluciones más simples o mecánicas.

Una posibilidad es hervir una olla grande de agua y echarla por la cañería obstruida (o el inodoro). Dejar actuar un rato hasta que se entibie y luego accionar con una sopapa (o tirar la cadena) suele alcanzar.

Si la obstrucción no cede, podemos recurrir a una cinta destapacañerías. Vienen de plástico o de acero, habitualmente se consiguen en las ferreterías. Se introduce un extremo en el caño tapado y se la empuja hasta que haga tope. Allí se tratará de jugar con ella hasta que la obstrucción continúe su camino por la tubería o bien sea extraída por donde introdujimos la cinta.

Estas alternativas suelen ser muy efectivas y menos contaminantes que las anteriores.

Estamos para ayudarte

Si no lográs resolver el inconveniente por tus propios medios, en Easy Casa podés encontrar plomeros profesionales, solicitarles presupuesto y elegir al que te parezca mejor.

Además, contamos con un servicio de urgencias para cuando el problema no puede esperar.

¡Registrate!

Deja tu valoración y comentario sobre estas ideas:

*