¿Para qué sirven las protecciones eléctricas?

 

Una instalación segura debe contar con elementos de protección. Es importante saber entonces ¿para qué sirven las protecciones eléctricas?

 

 

Las protecciones eléctricas

 

Las protecciones eléctricas son aparatos necesarios en nuestra instalación, para protegerla y protegernos de los efectos nocivos que puede tener la electricidad en caso de que ocurra alguna falla.

 

Una buena instalación eléctrica debe contar con los elementos de protección adecuados.

 

Una instalación sin elementos de protección es una instalación que implica peligros para la instalación en sí y para las personas.

 

 

¿Para qué sirven las protecciones eléctricas?

 

Según el tipo de protección que ofrezcan, las protecciones con las que debemos contar en nuestra instalación pueden dividirse en dos grupos:

 

Las destinadas a proteger a la instalación en sí y a los aparatos que se conecten a ella.

 

Las destinadas a proteger a las personas.

 

A su vez, cada protección tendrá una función en particular, que se activará según sus características constructivas.

 

En nuestros hogares, podemos encontrarnos con las siguientes protecciones:

 

Llaves termomagnéticas

 

Fusibles

 

Interruptores diferenciales

 

 

Llaves termomagnéticas

 

Las llaves termomagnéticas cumplen la función de proteger las instalaciones eléctricas en caso de que se presente una falla por cortocircuito o por sobrecarga.

 

Los cortocircuitos y las sobrecargas presentan corrientes eléctricas de gran magnitud. Estas ocasionan calentamientos en los elementos de la instalación. Si este sobrecalentamiento no se interrumpe a tiempo ocasionará daños mayores.

 

En el peor de los casos pueden desatar incendios, dañando la instalación y provocando otros daños materiales, además de poner en riesgo la vida de las personas.

 

En caso de que ocurra alguna de estas fallas la llave termomagnética se disparará luego de un determinado tiempo. De esta manera interrumpirá dichas corrientes elevadas asegurando así que sus efectos no pasen a mayores.

 

Una vez despejada la falla, se podrá reponer el servicio accionando manualmente el aparato.

 

 

Fusibles

 

Electricidad - para qué sirven las protecciones eléctricas - imagen de fusible utilizado en instalaciones eléctricas

 

Los fusibles cumplen la misma función que las llaves termomagnéticas, protegen a las instalaciones contra cortocircuitos y sobrecargas.

 

La diferencia que tienen con las anteriores es que tienen un principio de funcionamiento destructivo. En caso que se presente alguna corriente de falla, el elemento interior del fusible se destruirá.

 

El fusible está diseñado para soportar una determinada magnitud de corriente eléctrica a través de él durante un determinado tiempo. Si por algún motivo esta corriente es superior a la que soporta durante dicho tiempo, este se destruirá. De esta manera asegura que ninguna corriente peligrosa pueda ocasionar daños en nuestra instalación.

 

Una vez despejada la falla, habrá que reemplazar el fusible.

 

 

Interruptores diferenciales

 

Los interruptores diferenciales o disyuntores diferenciales son los elementos que protegen a las personas en caso de que ocurra alguna fuga de corriente en la instalación.

 

Si por algún motivo una persona quedara expuesta a sufrir o sufre alguna descarga eléctrica, este elemento se encargará de interrumpir esa descarga. Así se podrá evitar que el tiempo de duración del choque eléctrico no sea suficiente para provocar grandes daños.

 

Si bien no podremos evitar que la persona sufra la descarga eléctrica, con este dispositivo evitamos que sufra graves daños debido a los nocivos efectos de la corriente eléctrica sobre el cuerpo humano.

 

 

Puesta a tierra

 

Un elemento adicional para la protección contra descargas eléctricas es la denominada puesta a tierra.

 

La puesta a tierra consiste en un elemento que irá dispuesto en el suelo y un cable que recorrerá toda la instalación.

 

Al cable se conectan los bornes de puesta a tierra de los tomacorrientes y cada elemento metálico conductor de la instalación que normalmente no debería estar tensionado.

 

El otro extremo del cable se vinculará, en el caso de las instalaciones domiciliarias, a una jabalina de puesta a tierra. La jabalina de puesta a tierra va hincada en el suelo, generalmente cercano al lugar donde se encuentra el tablero principal.

 

Eventualmente, algún elemento de la instalación puede sufrir deterioro de su aislación. Si esto ocurre, las partes conductoras que normalmente no están bajo tensión podrían quedar tensionadas. En esta situación, cualquier persona que pueda tomar contacto con estos elementos tensionados podría sufrir una descarga eléctrica debido a una denominada corriente de fuga.

 

La puesta a tierra se encargará de conducir a tierra esta corriente de fuga protegiendo a las personas de posibles choques eléctricos debido a fallas de aislación.

 

El buen funcionamiento de estas protecciones siempre está sujeto a su correcto dimensionamiento.

 

 

Ahora que sabes para qué sirven las protecciones eléctricas, necesitarás llamar a un electricista para que te brinde ayuda.  En Easy Casa contamos con un registro de electricistas que podrán ayudarte para poder contar con las protecciones adecuadas. Ingresá y pedí un presupuesto, se comunicarán a la brevedad y podrás optar por la opción más conveniente.

 

Y si sos profesional de la electricidad podés registrarte gratis  para dar a conocer tu trabajo, sumar clientes y contactar a otros profesionales.

Deja tu valoración y comentario sobre estas ideas:

*