Las 5 reglas de oro del electricista

Las 5 reglas de oro del electricista sirven para trabajar de manera segura en instalaciones eléctricas. ¿Las conocemos juntos?

Lo que se conoce como las 5 reglas de oro del electricista, conforman un procedimiento de trabajo sin tensión en instalaciones eléctricas.

Si se respetan de manera estricta garantizarán la seguridad aún cuando quien va a realizar la tarea sea una persona sin experiencia. Eso sí: el área de trabajo debe ser establecida por electricistas formados y experimentados.

Sin más preludio, vamos a ver cuáles son estas cinco reglas.

Las 5 reglas de oro del electricista

Primera regla de oro: desconexión y corte efectivo

Como ya lo adelantamos, lo primero que se hará es determinar el área de trabajo. Hecho esto, se procederá a desconectar todas las fuentes de tensión que alimentan dicha área.

¿Cuándo será efectivo el corte? Cuando haya una distancia de seccionamiento entre polos del elemento de maniobra, bastante para que la resistencia eléctrica entre ellos sea mayor que la resistencia entre un polo y tierra o masa.

La mencionada apertura de los polos debe ser visible. El corte debe ser visible. O en todo caso, estar señalado por algún mecanismo unido a la timonería del polo.

Si ocurriere que el elemento de maniobra no cumpliere con estas dos condiciones, el corte no sería efectivo.

Los elementos de maniobra que garantizan el corte efectivo son, entre otros:

Ruptores. Son interruptores aptos al seccionamiento.

Seccionadores.

Pantógrafos.

Fusibles (sacados de sus bases).

Puentes flojos.

Segunda regla de oro: prevención de una realimentación. Bloqueo y señalización.

Por una parte, los dispositivos de maniobra destinados al corte efectivo de alimentación de la instalación, deberán bloquearse de forma mecánica. Así se evitará su cierre previo al fin del juego.

Si los mencionados dispositivos funcionasen por una fuente auxiliar de energía, como baterías o aire comprimido, también deben anularse esas fuentes.

Por otra parte, se debe señalizar el bloqueo con toda la información acerca de la tarea que se está realizando. Se deberá incluir la orden de trabajo, el contacto de la empresa, etc.

De haber un dispositivo remoto que comande maniobras, las órdenes que de él provengan también se anularán.

Las 5 reglas de oro del electricista

Tercera regla de oro: verificar la ausencia de tensión

Cumplidas las dos reglas anteriores, corresponderá verificar la ausencia de tensión en todos los conductores activos de la instalación. Nos referimos, claro, al área de trabajo. La única manera de hacerlo correctamente es con el instrumental pertinente. Ocurre que la electricidad es imperceptible por nuestros sentidos, salvo mediante un contacto. Ante esta situación, ya es tarde.

Al verificar la ausencia de tensión, nos aseguramos que se abrieron todos los elementos de maniobra que alimentan la instalación. Y que no hay una diferencia de potencial peligrosa para la colocación de la descarga a tierra.

Un detalle muy importante es que el funcionamiento de los detectores de tensión, se debe chequear antes y después de verificar la ausencia de tensión. Esto se hará con una fuente cercana o, si procediere, con el pulsador de prueba.

Cuarta regla de oro: descarga a tierra y cortocircuito

En la instalación eléctrica del área de trabajo, los conductores activos deben conectarse en corto entre ellos y a tierra. La manera de realizar esta conexión es a través de seccionadores de descarga a tierra incorporados en los dispositivos de maniobra. O bien, con dispositivos desmontables, también llamados “tierras portátiles”.

Los dispositivos de descarga a tierra y en corto, soportarán la corriente del cortocircuito del punto de instalación a donde se conecten. Su instalación habrá de ser firme, para garantizar el buen contacto eléctrico y prevenir una desconexión accidental.

La tercera regla, debe cumplirse antes de poner los dispositivos de descarga a tierra portátiles o de cerrar los seccionadores de puesta a tierra.

Por su parte, el dispositivo de descarga a tierra se conectará primero a tierra y luego a cada conductor activo. Es muy importante que se respete este protocolo al pie de la letra o de lo contrario puede ocurrir un accidente gravísimo.

Las descargas a tierra deben instalarse lo más cerca que se pueda del área de trabajo. Para asegurar la protección de los trabajadores, por lo menos una de las descargas a tierra debe ser visible desde el área en todo momento.

Quinta regla de oro: señalización del área de trabajo

El área de trabajo deberá señalizarse tanto en superficie como en altura, con elementos de seguridad altamente visibles: cintas, conos, vallas.

Terminadas todas las tareas, se retirará al cuerpo de empleados así como las herramientas que no se usarán durante el restablecimiento de la tensión.

Se procederá entonces en el siguiente orden:

Serán retirados los dispositivos a tierra y en corto.

Se desbloquerán y retirarán las señalizaciones de corte.

Cerrarán los circuitos para reponer el servicio.

Se quitará la señalización del área de trabajo.

Deja tu valoración y comentario sobre estas ideas:

*