Electricidad: cómo se produce?

El precio promedio para Electricidad: cómo se produce:
Precio medio nacional
$8000 $200

La mayor parte de la electricidad se genera a partir de la combustión de fósiles, de la energía nuclear y de las represas hidroeléctricas. Electricidad: veamos cómo se produce.

Electricidad: cómo se produce

Para comenzar, vayamos un paso más atrás: qué es la electricidad. La electricidad es una forma de energía que puede proceder de fuentes renovables (el viento, el agua, el sol) así como no renovables (combustibles fósiles, carbón, energía nuclear).

Ahora sí: la electricidad se produce a partir de la transformación de la energía primaria en energía mecánica. En el caso puntual de las energías no renovables, esta se logra calentando agua: es el vapor el que hace girar las turbinas generadoras de electricidad. Por eso hablamos de combustibles. En cambio, en el caso de la energía hidráulica o eólica, es la propia fuerza del agua o el aire en movimiento la que se utiliza para activar las turbinas.

Electricidad: cómo se produce según la fuente

Central nuclear: es un tipo de central termoeléctrica. Como adelantamos en el párrafo anterior, el reactor nuclear funcionaría como una caldera. El calor generado ingresa a un ciclo termodinámico que termina produciendo la electricidad.

Central de biomasa: comencemos por definir “biomasa”. Es un conjunto de compuestos orgánicos en estado de descomposición. En este proceso, liberan gases que se transforman en energía mecánica activando una turbina generadora a través de la combustión. Estamos ante una fuente renovable de energía.

Carbón, petróleo y gas: la electricidad se obtiene a partir de su combustión, proceso en el cual liberan alta cantidad de energía calórica. Se genera el vapor de agua necesario para mover la turbina generadora.

Energía solar fotovoltáica: es inevitable ponerse un poco técnicos para explicarla. En pocas palabras, los fotones de la luz del sol impactan contra los materiales semiconductores del panel, creando un campo eléctrico.

Energía solar térmica: también opera por principios termoeléctricos, utilizando el calor del sol (que puede ser acumulado) para evaporar agua y poner en funcionamiento turbina y generador.

Central hidroeléctrica: las hay de tres tipos según el cuerpo de agua a partir del cual trabajen. Algunas se establecen en los ríos, preferentemente cerca de los saltos de agua y se valen de la fuerza de la corriente. Otras, se erigen en lagos, donde el agua en principio es calma. Esto implica una inversión mayor en tuberías de presión que movilicen el agua, pero vuelve al sistema independiente de condiciones meteorológicas, crecidas, etc. Por último, están las que se instalan junto al mar, aprovechando la fuerza de las olas y las corrientes marinas.

Parque eólico: es una de las maneras más económicas de producir electricidad, pero depende mucho de la ventosidad de cada lugar para resultar rentables.

Fuentes más peculiares para producir electricidad

Piezoelectricidad: es la energía generada a partir del movimiento o presión de determinados materiales, como los cristales de cuarzo. Quizás el término nos suene bastante extraño, pero el principio fue descubierto hace ya varios años y podemos verlo en nuestra cotidianeidad con más frecuencia de la que imaginamos. ¿El magic-click o chispero de las cocinas? Aplica este principio.

Actualmente se está estudiando la manera de explotarlo a una escala mayor.

Medusas: sí, está bien escrito: medusas. Como sabemos, este y otros seres vivos (como algas o bacterias), generan bioluminiscencia a partir de proteínas. Científicos investigan la posibilidad de crear células solares (es decir, fotovoltaicas) extrayendo de las medusas las mencionadas proteínas.

common jellyfish (Aurelia aurita) in water

Desde luego que habrá que evaluar el impacto ambiental que esta tecnología tendría en caso de prosperar, no dejando de lado los principios de la ética animalista.

Por ahora, lo que podemos asegurar es que la generación de electricidad a partir de fuentes no renovables sigue siendo la más utilizada. Tristemente, esto tiene una incidencia ecológica negativa, como el calentamiento global. Es por esto que debemos tratar de ir extendiendo el uso de energías renovables.

Deja tu valoración y comentario sobre estas ideas:

*